Fauno

En breve se iniciará el Carnaval y posiblemente aún no hayas encontrado la inspiración para el disfraz. No te preocupes, a lo largo de este artículo te iremos dando algunas ideas.

Pero, ¿de dónde surge el Carnaval?

Carnaval, la fiesta pagana

El Carnaval tiene lugar antes de la Cuaresma cristiana, su celebración por lo tanto no tiene una fecha exacta, varía entre los meses de febrero y marzo.

Posiblemente la festividad provenga de los ritos que se rendían en honor a Baco, el dios romano del vino, a las fiestas saturnales y también a las lupercales. Aunque se considera que ya civilizaciones anteriores, como la sumeria o egipcia podrían haber tenido un festejo similar.

El palabro, de origen medieval, proviene del latín vulgar, “carnem levare”. Describe el periodo posterior de Carnaval, la Cuaresma, en el que se produce el abandono de la carne, un ciclo de abstinencia y austeridad.

La fachada de la Casa de la Seda, fuente de inspiración

Tomaremos la fachada de la Casa de la Seda como referente para ayudarte con la elección de un disfraz realmente original para este año. Y es que en la fachada podemos encontrar entre otros elementos, un fauno, cariátides o angelotes. A continuación te explicamos qué era cada uno de ellos.

Fauno

Si lo nuestro es introducirnos en un mundo de fantasía, el fauno puede ser la mejor opción. Los faunos eran seres provenientes de la mitología clásica.  Fácilmente identificables por su apariencia, de cintura hacia arriba cuerpo de humano y de cintura hacia abajo cuerpo de cabra (aquí tendrás que echar mano de un poquito de imaginación). Venerado como dios de los campos y de los pastores. Era un espíritu bueno de los bosques, aunque también era una divinidad vinculada al oráculo. En estos últimos años, la figura del fauno volvió a la palestra gracias a la película de Guillermo del Toro, El Laberinto del Fauno.

Fauno

Personaje de fauno en la Casa de la Seda.

Cariátides

Las conocidas como cariátides, eran columnas de origen griego con forma de mujer. Pueden ser un buen disfraz o en su versión masculina, los atlantes. Las telas vaporosas de corte recto son la mejor opción para imitar el estilo de estas preciosas y elegantes figuras clásicas.
cariatides

Cupido

Si eres de los que siempre le dan un toque romántico a todo, puedes optar por los amorzotes o angelotes, puesto que en pocos días será San Valentin, qué mejor que aprovechar la ocasión para abrazar la imagen de Cupido.

Pastores y pastoras

Por último, podemos enfocar el disfraz con un cariz bucólico, una estética campestre del S.XVIII también puede ser interesante. Quizá no sorprenda tanto como con el resto de nuestras propuestas pero si no eres precisamente una persona calurosa, es la mejor excusa para ponerse todo tipo de abrigos y complementos forrados de borreguito.

 

Esperamos haber sido de ayuda en cuanto a inspiración carnavalera. Si te animas a venir disfrazado con alguna de nuestras propuestas en tu próxima visita a La Casa de la Seda, ¡te regalamos la entrada!

 


Sheila Dorrego





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.