Sant-Pere-de-les-Puelles

La Casa de la Seda se ubica en Sant Pere Més Alt, nº1, pero, ¿De dónde viene el nombre de la calle?

Sant Pere de les Puel·les

El antiguo monasterio de Sant Pere de les Puel·les da nombre a las tres calles que surgen de su plaza, Sant Pere Més Alt, Sant Pere del Mig y Sant Pere Més Baix. Es muy probable que el monasterio os haya pasado desapercibido pues en la actualidad, tan solo se conserva la iglesia, alterada tras largos siglos de cambios. El monasterio se fundó en el año 945 por una comunidad de religiosas benedictinas. Originariamente se encontraba fuera de la ciudad amurallada. 

Como curiosidad, en el centro de la plaza de Sant Pere, se ubica una fuente diseñada por Pere Falqués. El mismo arquitecto que diseñó las reconocibles farolas de Passeig de Gràcia.  

Y es que, la calle de Sant Pere més Alt cuenta con vecinos conocidos como el Palau de la Música y el Antic Teatre.

Vecinos archi-conocidos

Palau de la Música

Nuestro vecino más cercano es el Palau de la Música. Obra encargada a Lluis Doménec i Muntaner por parte del Orfeón Catalán en 1905 y finalizado tres años más tarde. En la sede del Orfeón se pueden encontrar los elementos propios del modernismo.Tales como la organicidad de las formas, en donde se priman las líneas curvas antes que las rectas; los elementos decorativos de temática floral, hay más de 2000 rosas decorando el edificio, o la utilización del ladrillo rojo como principal materia prima, entre otros.

Desde 1997, el edificio está catalogado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Entre el Palau de la Música y la Casa de la Seda se encuentra la singular escultura de Carmela, obra de Jaume Plensa. Aunque tan solo lleva desde 2015 en la Plaza Lluís Millet, la escultura se ha convertido en un icono del barrio debido a su juego con la  perspectiva y la profundidad. Y es que, desde la Via Layetana se observa un busto de unos dos metros de altura pero no es hasta que estás a su lado cuando se percibe que no llega al metro de profundidad.

Antic Teatre

Algo menos conocido que el Palau de la Música pero con un encanto que una vez descubierto pasa a ser uno de los espacios más emblemáticos en el barrio de la Ribera.

Tomando el callejón ubicado delante de la fachada del Palau, solo harán falta unos 50 metros para que te encuentres con él. El espacio cuenta con un gran patio interior que preside un gran árbol.

El Antic Teatre abrió sus puertas en 2003 aunque el espacio ya había estado lleno de vida teatral, ya que nació como sede del Teatro Círculo Barcelonés de Sant Josep, fundado en 1879 y más tarde como espacio de teatro amateur hasta 1976.

Estos son algunos de los espacios más emblemáticos del barrio pero hay muchos más.  Tales como el curioso Pasaje de Sert que une la calle de Sant Pere més Alt con Trafalgar. Este pasaje tiene su origen en 1837, cuando la familia Solà i Sert derribó la fábrica de telas indianas Canaleta para construir la casa-fábrica de mantas de su familia. Como podéis comprobar el barrio está repleto de pequeñas historias que desean ser descubiertas.


Sheila Dorrego

[instagram-feed]